lunes, 18 de octubre de 2010

Y acabamos tan lejos

Reprimo mi llanto
-lloro por dentro-
cuando jugamos a ser niños
y acabamos tan lejos
como adultos obcecados
que olvidan todo lo bueno
-tanto-
por conquistar un extremo,
por ganar una parcela en el desierto
y decirse: "¡Qué perfecto soy!
¡Cuánta razón tengo!",
que al cabo es doble sufrimiento,
una manera absurda de causarse daños.

Reprimo mi llanto
-lloro por dentro-
porque ya no somos niños
y esta hoja con versos
no es un avión de papel
que vuele por el aula del colegio
llevando un mensaje para alguien:
una disculpa y un te quiero.

7 comentarios:

Elchiado dijo...

Pues vuelve a ser un niño. Vuelve a hacer aviones. Vuelve a llorar cuando te haga falta... pero como un niño, sin reprimirse, sin esconder lo que duele.
Un abrazo

Lola dijo...

No dejes de ser niño y llora lo que tengas que llorar. Tragarse el llanto, produce amargura y eso no lo sacas de dentro. Un beso

Chica del espejo dijo...

Cuando lo he leído he pensado que sería genial darte un abrazo. A veces me siento así y aunque no lo pida, es lo que más me gustaría que me dieran.

Llora.

Adm Ink dijo...

''Porque ya no somos niños''

Cuando me paso por tu rincón y leo las palabras nuevas que has escrito pienso: ''sin duda esta es mi entrada favorita, la más especial de todas''.Pero me siento bastante estúpida pues esto lo pienso a cada entrada nueva que leo.
Así que el otro día pensé: ''será que las palabras de hoy son mejores que las de ayer''. Pero en cuanto leí la anterior publicación para confirmar mi teoría, reconocí en esa entrada las palabras que ayer me hicieron sonreír y pienso, nuevamente, que entrada como esa no hay ninguna.
Si cada día es una pequeña vida, cada pequeña vida la llenas con palabras únicas.

¿Sabes? Me ha gustado mucho el último párrafo mi querido y azucarado poeta.

Que tengas un buen día, el oleaje te traerá de mi parte besos empapados de tinta.

Arya dijo...

Y acabamos tan lejos, eso digo yo...

Estos dias me cuesta comentarte, porque creo entiendes lo que yo.

Todo pasa por algo.. es mi consuelo.

Un abrazo grande... lleno de luz, sonrisa de niños.. y hasta lagrimas. :)

Ana dijo...

Al igual que el comentario de la persona anterior, llevo varios días sin leerte, sabes porqué....La tristeza me invadió y aunque remontando estoy, si que pienso una cosa y es que en esta vida hay que llorar todo lo que sea necesario (además tu ya sabes que soy muy llorona).
Pues con esta entrada han vuelto a salir las lagrimas de mis ojos, " Y acabamos tan lejos..." Pero para la lejania, siempre hay un remedio el acercamiento y eso se hará pronto.
Hoy necesitaria uno de tus abrazos esos que siempre hemos dicho que sabemos darnos.
Mil besos llenos de lagrimas con alegría.....

Sabagg dijo...

Guardo a mi niño dentro. Lo rescaté hace unos años -si es que alguna vez lo perdí-. Pero ya no somos niños, y suele pasar que olvidamos hacer las paces con nobleza y sencillez y seguir jugando juntos. Los adultos olvidamos a veces cómo perdonar y perdonarnos, y cómo pedir perdón.

En fin, mil gracias a cada uno de vosotros... Es un lugar tan pequeño y perdido este que es mucho lo que hacéis de él...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...