sábado, 24 de julio de 2010

Cosas de niños: Clara

El olor al relleno de las fajitas partía de la cocina e inundaba el salón, como si fuera el elemento inicial de un ritual para preparar los sentidos y abrir el apetito antes de la gloria que traen los alimentos al paladar durante el banquete. Dos amigas de toda la vida charlaban durante una cena en la que estaban presentes sus parejas y la niña de una de ellas, que no quería comerse el filetito de pollo. Su padre mojaba los nachos en la rica salsa de queso cheddar mientras el otro chico disfrutaba del intenso sabor de las aceitunas negras.

Clara, siendo una parvulita, a veces habla como una persona mayor, aunque al final siempre le delatan sus ganas de jugar, la euforia de verse con gente alrededor que le atiende, y por eso al final se vuelve loca, hace su teatro y hasta aprende pasos de baile, y los mayores se parten de risa. Pero aquella noche, antes de dar inicio a todo su repertorio de monerías y gracietas, escuchaba sentada a la mesa la conversación entre su madre y su gran amiga, hasta que las palabras de ella hacia su madre motivaron que interviniera:

-Anda, no digas esas cosas. ¡Mira que eres antigua, hija! -dijo la amiga a la madre de Clara.

Y Clara interrumpió: -¿Por qué le llamas "hija" a mi mamá?

(Cosas de niños).

2 comentarios:

MâKtü[b] dijo...

Los niños siempre dicen la verdad!

Y Clara tenía toda la razón...hay que reconocer que las "Cosas de niños" tienen mucho más sentido que la mayoría de cosas de los adultos...

Gabrielle Dupré dijo...

Esa Clara es un pilla! jajajajajajaja! Chistosisisma!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...