lunes, 16 de abril de 2012

Sobremesa en el dentista

esa máscara sin carnaval ni Venecia anegada,
ese pijama verde de martes santo doliente,
ese gancho que apunta a la caries aterrada,
ese chirriante sonido de metal contra diente,
ese algodón empapado, esa encía bien drenada,
esas virutas dentarias alcanzando la frente,
ese infame ronquido de aspiradora atrancada,
ese afrentoso taladro que huele a ahumado cliente,
esos ojos grandes, esa voz de Darth Vader dulcificada,
esa cara mía ilustrando la palabra "paciente",
esa masilla blanquecina, esa luz azulada,
esos tirones y golpes, esa anestesia aún caliente,
esas vibraciones y repiqueteos en mi boca afiambrada,
ese lenguaje onomatopéyico, esa expresividad potente,
esa burbuja inmobiliaria junto a mi lengua edificada
como si fuera a engullir esta España decadente
esperando enjuagarme con esta crisis malvada
y salir como del dentista: desplumado pero sonriente. :)
___________________________

4 comentarios:

Elchiado dijo...

deberían de pagarnos por ir al dentista, es la verdad; me alegra que sonrías. un abrazo

LaNiñaMariposa / JemapelleMidori dijo...

Que dolor de muelas!

xxxx

Julia dijo...

Yo le tengo pánico, tengo que ir al psicólogo para que me quite el miedo.

Saludos

inma ortiz dijo...

buenísimo! me ha encantado, mucho talento ahí eh?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...