jueves, 29 de julio de 2010

Hoy, que ayer aún suena

Me sentaba solo en la orilla
y pensaba en ti,
sólo en ti, lo juro,
por eso quería escuchar tu voz,
traerla conmigo a la playa
en alguna noche solitaria,
bajo cielos sin ti más oscuros.

Ayer eras la bañista hermosa,
de las más bellas que haya,
y jugábamos a encontrar formas a las piedras,
a escribir en ellas códigos secretos,
a lanzar las más feas al agua
esperando que un día
las devuelva más suaves y blancas.
Ayer juntamos las toallas
y me sonreíste, sí, mucho,
¡qué bueno!
Y me besaste
alguna vez que no esperaba.

Hoy, digo hoy,
que ayer aún suena,
hoy te sientas a mi lado
y nos desconocemos,
te sientas a mi lado
y, a pesar de todo, callas.

3 comentarios:

Arya dijo...

"Hoy solo... te convertiste en dia"

Cosas del pasado participio...


Un abrazo :)

Gabrielle Dupré dijo...

Lo pasado ya fue, no porque las cosas fueron, deben seguir siendo. Todo cambia. Hasta las palabras cambian.

LaNiñaMariposa dijo...

que Bonito :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...