jueves, 27 de mayo de 2010

Tempus fugit lente


El tiempo va

y va despacito,

no engaña a nadie

pero un día,

quizás,

te traiciona,

y ves cerca la línea

que has de cruzar:

será la meta

pero a la vez la salida,

punto de partida

de otra ruta

que también terminará,

prolongando sin fecha tu camino,

dándote forma,

como a las rocas

el mar.

1 comentario:

Vero dijo...

Eso es lo que tiene que pase el tiempo, que hay cosas que se acaban pero empiezan otras nuevas y distintas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...