domingo, 30 de mayo de 2010

De Estambul a casa



Empieza el sueño
con programas absurdos en la tele
y yo recorro las calles de Estambul,
me pierdo entre sacos de especias
en los que meto la mano
poblándola de olores,
aprendiendo sus texturas,
visito el bazar
y degusto sus comidas.
Tú vas de la mano conmigo
y aprendes conmigo su laberinto,
seguros de no estar perdidos
sólo por estar juntos.
Santa Sofía nos abre la boca
y escuchamos cantar
desde los minaretes.
Anochece sobre el Bósforo
y en el estrecho
no hay nada más ancho
que tu abrazo.
Y al despertar
no te esfumaste,
no fuiste un sueño
y te encuentro preparando el desayuno:
tú haces las tostadas
y yo exprimo las naranjas del zumo.
Me acerco a tu cuello
para besarte
y dejas en mi lengua
un toque de canela.


.
.
.
.
Agradezco enormemente a Inés que me haya prestado generosamente la foto tan hermosa que adorna el poema.

3 comentarios:

Vero dijo...

Que ganas de ver Estambul y pasear por sus calles, me ha gustado muchísimo el poema y la foto. Bonitos sueños ;)

Terapia de Choque dijo...

Siempre hay frases que resalto porque me encantan, creo que hoy me he enamorado
"aprendes conmigo su laberinto, seguros de no estar perdidos sólo por no estar juntos"

Genial.
El final.. aiss!

Elchiado dijo...

Estambul es un sueño para mentes como la mía... Bizancio, el Bósforo, la línea de división con otros mundos... Igual un día me pierdo allí, nunca se sabe!
Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...