martes, 27 de abril de 2010

FlasH

Se agarran amorosamente
de la cintura.
Apegan sus hombros.
Él queda algo más alto.
Ella se cobija en su cuello.
El chico ajusta su gorra,
estira el brazo,
lo centra,
evita moverse.
Se juntan más.
Quietos.
Sonríen juntos
durante unos segundos.
Breve espera.
Detrás pasa un pájaro.
Ya está.

Han capturado un momento
que ya no existe
ni volverá.
Pero ignoran que a dos metros
yo con mi pluma
se lo acabo de duplicar.

2 comentarios:

Elchiado dijo...

Buena foto de palabras, a mí me encanta atrapar momentos como esos... y aún otros menos felices!!
Un abrazo

Vero dijo...

Cuantos recuerdos inmortalizados de esa forma ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...