viernes, 9 de abril de 2010

Entreno hastaluegos

A menudo irse
supone despedirse;
pero hay quien se despide
y volverá,
quien se marcha
sin un último abrazo,
y quien se va
sin saber que se iba
y sin avisarlo
y nos deja vacía la casa:
caben en ella la espera,
la tristeza y el ansia,
la duda y la sorpresa,
llena está de ellas
o de alguna,
pero vacía al cabo,
sin nada.
Hoy entreno hastaluegos,
busco palabras
que tiro como bolas de papel,
pronuncio frases posibles
para que sea imposible
no volver
o que no me esperes.
Pero me rindo,
lo siento.
Yo sólo quiero algo sencillo:
ver contigo el mar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad. Hay quien se va sin saber que se iba, sin ese último abrazo, y sin saber si volverá.

MâKtü[b] dijo...

No me gusta despedirme, y no suelo hacerlo, me quedo con una "nos vemos o hasta mañana"
Es superior a mi...

Vero dijo...

No me gustan las despedidas, ni siquiera siendo un hastaluego :(

The Gossip Eye dijo...

A mi me gustan más los "hastaluegos", pero la cruda realidad es que la mayoría de las veces es un adios definitivo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...