martes, 6 de abril de 2010

Brújula

Alejado de países conocidos,
buscando mi tierra prometida,
prometiéndome luna tras luna
el suave trago del amanecer
-cerezas sabor a labios-,
desubicado,
deshojo ramitos de horas,
examino las estrellas,
adivino constelaciones
-o las invento-
con tal de buscar el sitio,
de no perderme
en esta locura de perder
las brújulas en el cabo.
Por eso duermo media noche.
Por eso te sueño la otra media.

4 comentarios:

Aire dijo...

lo de la tierra prometida me recordó a una frase de una oración de esta pascua: "cuando amas conviertes la tierra que pisas en tierra prometida, porque el signo de la tierra prometida es el amor"

Sabagg dijo...

Hoy da la casualidad que he hablado sobre ello y mi idea iba muy por ahí. Gracias por esa frase de la oración. :)

MâKtü[b] dijo...

y la luna siempre tan presente...

The Gossip Eye dijo...

ME E N C A N T A



Me siento identificada con este poema...

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...